Restaurar modo fábrica

Posted: 9/19/2018 by Kiltro Llamas in
0



En épocas en las que buscaba a tientas respuestas y razones (días adolescentes, días confusos) me quedó grabado un pequeño y sincrónico minuto de televisión. Pasó desapercibido, tanto, que creo haber sido el único que lo vio, porque parecía estar ahí para mi… sólo en ese preciso instante... como una alucinación.

En un olvidado programa noventero, preguntaban sobre el sentido de la vida a quienes pasaban por la calle… (En realidad, hoy en día me parece alucinógena esa idea) … pero tras un desfile de ideas vagas y pomposas, un tipo se detuvo y dijo simplemente… “el sentido de la vida, es darle sentido” … Recuerdo haber salido a fumar un cigarro y repetirla mil veces. Algo había resonado en mi interior, un clic, un presagio, un aleph que unía todo y que con el tiempo se convertiría en una de las piedras fundacionales de mi personalidad. Que como toda piedra de inicio, queda aplastada y olvidada bajo el cemento.

No he hecho esfuerzos concretos y voluntarios por retomar este espacio. El Kiltroenllamas. En eso puedo ser sincero. Es más, tampoco he contado con la tranquilidad, durante este casi año y medio, para ofrecerle atención. Ha sido una época exigente y desafiante que no me ha permitido detenerme para pensar ni para expresarme libremente. Creo que el medio, la cultura actual tampoco ofrece ni incentiva la libre expresión. Pero ese es otro tema… ¿Por qué entonces vuelvo a escribir? ¿Para qué mierda vuelvo a escribir? Porque lo necesito. Porque aquí escondo mis memorias y mensajes… a plena luz del día… porque esto es parte de mi, porque hoy volví a tener un clic…   

Hace años que integré partes de mi naturaleza a la secuencia “lógica” de mis análisis. La intuición y la magia, hijos bastardos de la realidad, ganaron su espacio en mi comprensión del mundo tras décadas de negación. Eran parte mía, de mi legado histórico. Siempre me habían hablado, y tantas veces me equivoqué al no escucharles. Hoy invito a la mesa no sólo a don método científico, sino que también a ellos. ¿Cómo llegué ahí? Simple. Sólo llegué. Así como ese tipo desconocido que se plantó frente a la cámara y le otorgó sentido al sin sentido, volviéndolo más nítido.

Estos últimos días, a partes de descansar, he comprendido que hoy es un punto de reinicio para mi… no existencial, no metafísico, sólo un punto en el que deseo recuperarme y restaurarme. Como decía, han sido años desgastantes, frustrantes por momentos, eufóricos en otros, en los que he aprendido tanto, pero a costa de un gran precio. Hoy estoy en una pausa voluntaria pero necesaria, y he dejado que las cosas pasen aunque parezca que nada pasa. Días prácticamente solo, prestándole atención a las cosas que tenía pendientes en casa… las veces que he deseado salir, ha llovido… asunto que ha sido cómico. Y sumado a que cuando más solo estoy, más me ignora el mundo, no he estado más que conmigo… o así creía.  

Me dispuse a retomar este espacio abriéndome paso con ideas notables y polémicas, para abrir críticas y debates que jamás me convencieron. Un par de veces inicié un texto sin escribir palabra alguna. Pero por fin comprendí que era lo que deseaba escribir como pie de inicio. Un simple mensaje, una nueva piedra fundacional… “Tiempo” … Lo único que me ha acompañado y que no he tenido en mis manos… “tiempo” … y parece tan vago y confuso, pero es lo único que me ha ofrecido compañía y ha tratado de llamarme la atención todos estos días… El tiempo que no había visto, el que me había negado, el que necesitaba para volver a estar aquí. Tiempo para completar lo incompleto, para ordenar lo olvidado, para contemplar lo que permanecía a oscuras, para hacer lo que necesitaba. Tiempo que no me regalaba ni me permitía… Y el tiempo me señala y me dice “Tu”…  Y tiene razón.

Yo

Yo no he estado aquí durante mucho tiempo, y voy regresando de a poco… ¿para qué?... Para volver a estar, para reencantarme, para inventarme algo nuevo… para volver a jugar, para volver a sentir que me doy tiempo para darle sentido a lo que no tiene sentido. El tiempo me reclama y yo a él.  Veamos que estupidez se nos ocurre hacer ahora.

A Tribe Called Quest

Posted: by Kiltro Llamas in
0