Des-Censo

Posted: 4/20/2017 by Kiltro Llamas in
0


Seré sincero. No tenía intención de ser abiertamente crítico con el proceso de Censo 2017, pero los hechos y la experiencia me empujaron a la vereda contraria. Escuchar las declaraciones de la directora del INE me evocó el asombroso análisis realizado por Edgardo Bauza, tras el partido de Argentina v/s Chile. En resumidas cuentas, todo estuvo maravilloso. Y uno se queda atónito, como cuando ves a alguien delirar de improviso. Parecía estar hablando de otro mundo, nada que ver con lo que ocurrió en terreno, o en los hogares cautivos en espera del encuestador que jamás se presentó.

Si fuiste parte de este proceso, referir deficiencias, es un ejercicio casi mecánico: gestiones y citaciones a escasas horas de la actividad; nula locomoción publica de respaldo; escasa coordinación y orientación en terreno, por mencionar algunas. Entiendo. Es difícil movilizar una actividad de tal envergadura… pero si es tu pega, hazla bien. No soy enemigo de los deberes, pero la obligatoriedad a secas que cayó sobre los funcionarios públicos, me incomodó un poco. Y más me incomodó, cuando me di cuenta que, al llegar a los lugares de destinación, ni siquiera había registro de ello. ¿Rabia? ¿Impotencia?... SI. Un poquito.

Se invirtieron, quien sabe cuántos recursos en publicidad, promoción, capacitaciones, papelería y merchandising; pero lo estratégico, lo operativo, la logística necesaria para llevar a cabo un entramado tan complejo… al parecer no se abordó de la mejor manera. Decir que uno de los mayores problemas fue el “exceso de censistas…”, habla claramente de una sola cosa.

Las soluciones propuestas a, la no menor cantidad de viviendas no censadas, deja en muy mal pie la eficiencia y el sentido de haber invertido un día laboral. Censo por citación, y la moderna y “¿por qué no lo hicimos así desde un principio?” opción de realizar censo online, más que aplacar la frustración de los no encuestados, y realzar el trabajo de los encuestadores, genera más dudas e inquietudes de las necesarias.

Pero tomando distancia de este malestar, y al finalizar una larga y desconcertante jornada, quedo con una hermosa conclusión, una inesperada convicción, importante para alguien que guarda tan poca fe en la naturaleza humana… como yo. Gran porcentaje del levantamiento censal que si funcionó, tuvo como principales responsables a la gente común y corriente, a la que se comprometió y motivó con la actividad. Establecimientos que de manera autónoma y por iniciativa e inventiva propia prepararon y se coordinaron de manera envidiable para llevar a cabo su labor. Por otro lado, la población en sus hogares, en su gran mayoría, respondieron de manera muy facilitadora y entusiasta. Esos dos puntos me parecen dignos de destacar. SI este Censo 2017 rinde frutos, en un gran porcentaje, será gracias a ellos.


En fin. Esta experiencia, da para mucho más análisis. Espero que se revise lo que se hizo bien, se destaquen y rescaten las buenas prácticas llevadas en terreno. Y que de una vez por todas algún político salga en televisión diciendo: “Si. Lo hicimos horrible… pero ustedes salvaron el día

Little Boots

Posted: by Kiltro Llamas in
0